Una de tantas historias...


Entran en la tienda, le coge la mano, con delicadeza, dulzura....  
Necesitan un sillón que les ayude en su día a día, sobre todo a él, que aunque aún tiene fuerza, los años y el tiempo de enfermedad de ella van haciendo de las suyas.
Sentada en uno de los sillones, con la mirada, da su conformidad de cómo se siente en él.
Pregunta varias veces, ¿segura? ¿estas cómoda?
Ella vuelve a afirmar con la cabeza.
Llega el momento más complicado para ellos... ayudarla a levantarse....
El sillón cumple su función y con un pequeño movimiento la eleva hasta colocarla en los brazos de él, que la espera para abrazarla y recogerla con esa mirada que en ningún momento ha dejado de tener.
Ella lamenta su situación y él con una sonrisa, la mira de nuevo y asiente....en lo bueno y en lo malo.
Todo perfecto, esta es la pieza que necesitamos.  
UNA DE TANTAS HISTORIAS....DE  SOFAS Y SILLONES.

Leave a comment

Alias *
Email
Comments *
Zoom